Dani Zelko
Caístulo
Argentina



Nos conocimos en un viaje al Chaco Salteño, cerca de la triple frontera entre Argentina, Bolivia y Paraguay, en territorio Wichí.

Caminamos hasta sus árboles. Cantamos y grabamos. Conversamos y escribimos.



¿Ves esto?
¿cómo le decís vos?
¿hongo?
nosotros
le decimos antorcha,
cuando enterramos
a una persona
que está muriendo
después sale
y alumbra,
¿ves ese árbol?
es de los últimos sobrevivientes
hermosos árboles había acá
el hombre hizo mucho daño
ven madera y cortan
ven molle y cortan
ven duraznillo y cortan
ven cebil y cortan
no sé hasta dónde se va a terminar
no hay manera
de hacer historia a las autoridades,
estas son las madres
son las que comparten
con semillas
la vida
que no fracasa nunca.

Y cuando la persona quiere salir de su dolor
escucha la canción de la semilla
las frutas que se abren,
cada una de ellas
te va a traducir pensamiento
te va a dar formación
información
importante
el arbol te abraza
y te da pensamiento
pero nosotros
somos distintos
no pensamos
de verdad, no pensamos
pero cuando te arrimás a un árbol
el árbol te da conocimiento
el conocimiento
es prioritario para el árbol,
el hombre los ve
y ve materiales
todo materiales
y los árboles
son las personas
que íban caminando el mundo
y ahora salen a alumbrar.

Yo no vengo al árbol porque me interesa
vengo porque alguien me solicita
antes
yo solicitaba
y los árboles se presentaron
ahora
alguien me está solicitando a mí,
a veces
le solicitamos nosotros a los árboles
y a veces los árboles
nos solicitan a nosotros,
yo no soy nada
si no estoy al lado
de un ser querido
como un árbol
si no me dejo llevar por ellos no sé nada
soy tan torpe
tan torpe.

Mark